¿Como se Forma una Tormenta de Arena?

¿Haz escuchado hablar de las tormentas de arena? De seguro si, esas que se llevan a cabo en los desiertos del medio oriente, pero no sabes como se forma, ni porque se lleva a cabo este fenómeno, no te preocupes, en nuestro articulo vamos a darte algunas razones, para que entiendas este fenómeno.

Este tipo de tormentas se observan específicamente en los desiertos y están compuestas de arena y polvo, esta es un  fenómenos meteorológicos que se caracteriza por vientos muy fuertes y cargados de polvo y arena que, en ocasiones, pueden llegar a impedir completamente la visión.

Esto implica que quien viva en zonas donde se creen estas tormentas deben resguardarse y esperar a que pase para poder seguir con la vida cotidiana. Además, estas tormentas de arena pueden tener un impacto muy importante a miles de kilómetros, ya que las partículas en suspensión viajan por la atmósfera y terminan siendo depositadas en zonas que nada tienen que ver con el origen de este sedimento sólido.

Las tormentas de arena se forman de una cantidad considerable de arena. Además, también es necesario que esa arena esté lo suficientemente seca como para que pueda ser levantada y sostenida en suspensión en la atmósfera por el viento. Debido a esto, las tormentas de arena son un fenómeno característico de los desiertos.

Sin embargo, para que una tormenta de arena se pueda formar también es necesario que se den una serie de condiciones climáticas muy concretas, más allá de la simple presencia de grandes cantidades de arena seca. En este sentido, es necesario que se desarrollen vientos fuertes y que, además, este tipo de vientos sean vientos de ascensión.

Para que de esta manera la arena pueda ser levantada y posteriormente arrastrada por los fuertes vientos, por lo que es muy habitual que ciertas regiones después de varios días de calor intenso, se dan vientos fuertes, lo más común es que sean vientos ascendentes y, en consecuencia, se forme la tormenta de arena.

Las tormentas de arena son impredecibles y como todo fenómeno atmosférico no se puede establecer un tiempo concreto para un fenómeno de estas características. Lo más habitual es que tengan una duración aproximada que puede ir desde unas horas y prolongarse hasta varios días. Sin embargo, hay ciertos documentados en los que las tormentas de arena han podido alargar más allá de varios días, llegando incluso a contabilizarse tormentas de arena de más de una semana.

En el caso de que te encuentre en el desierto y se levante una tormenta de arena, existen una serie de recomendaciones que deberemos seguir si queremos sobrevivir a este fenómeno de la natural pero extremadamente peligroso. En el caso de que podamos, lo primero que deberemos hacer es ponernos a resguardo, ya sea dentro de un edificio, un coche o cualquier otro espacio que pueda protegernos de la tormenta.

Como elementos para asegurar una mayor protección, es fundamental que usemos una tela o paño para proteger la nariz y la boca, de tal forma que podamos seguir respirando pero sin tragar el polvo y la arena de la tormenta. Finalmente, también tendremos que proteger nuestros ojos, preferiblemente con unas gafas que cubran lo más posible la superficie de los ojos y la zona de alrededor.

 

Las imagenes fueron sacadas de Pinterest

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *