En caminos de ripio se debe conducir con precaución

Los caminos de ripio son un relleno de cascajo, casquijo o grava que se utiliza para pavimentar. Estos son permeables y dan una mayor transitabilidad que los de tierra, pero requieren de mucho más mantenimiento que los asfaltados y levantan mucha polvo​, por lo que los vehículos tienen menor estabilidad y adherencia que en el asfalto

Estos suelen estar hechos para zonas rurales, y suelen cubrirse de esa manera para evitar el desgaste excesivo y conservar su transitabilidad.

Aunque el ripio puede representar una amenaza, debido a que puede producir deslizamientos o problemas para cualquier conductor. Por ello es importante que quien conduzca por estos terrenos tenga presente algunas precauciones como:

La primera es conducir a baja velocidad cuando se ingresa a un camino de ripio, debido a que en este tipo de vía el neumático tiene menos adherencia al piso, debido a la presencia de polvo y piedras.

Asimismo, hay que evitar las maniobras bruscas porque el vehículo podría derrapar, se debe tener cuidado a la hora de frenar, ya que ese es el momento en que más deslizamientos involuntarios pueden producirse, por lo que se recomienda frenar con el motor de una manera pausada.

No obstante, si no tienes otra opción que usar el freno, nunca lo hagas de golpe sino de un modo controlado y soltándolo si sientes que el auto pierde estabilidad.

De igual forma, se debe conducir por la derecha, a pesar que estos caminos sean más estrechos y tengan condiciones precarias para la construcción.

También utiliza las luces bajas, así sea o no obligatorio, es importante mantener las luces encendidas, porque ello facilita la visibilidad a los conductores de otros vehículos

Los caminos de ripio suelen estar en zonas rurales de mucha vegetación y polvo donde a veces se dificulta la visibilidad. En ese sentido, siempre es recomendable que hagas todo lo que está a tu alcance para maximizarla.

De igual forma, verifica la presión de los neumáticos para conducir en este tipo de terreno, puedes tener baja presión para tener mayor control y hacer más suave la conducción pero tiene la desventaja que facilita el daño o la rotura del neumático.

Con la temperatura alta se puede proteger las llantas de los daños, pero el vehículo pierde estabilidad. Debes escoger la opción que más se acomode a la experiencia que tengas al manejar en este tipo de superficie.

Los caminos de ripio pueden ser muy traicioneros, especialmente en condiciones meteorológicas adversas. Por ello, lo mejor que puedes hacer es seguir estos consejos y ser prudente, ya que solo de esa manera llegarás perfectamente a destino.

Es por ello que deben tener un mantenimiento frecuente para que los caminos sigan siendo transitables. Además requiere de una conducción muy prudente ya que los automóviles pueden tener problemas de adherencia y estabilidad, algo que no ocurre en los caminos asfaltados.

El ripio se diferencia de la gravilla porque es una piedra un poco más grande y con los cantos más redondeados, es la que comúnmente se usa en la construcción.

Se llama gravilla al conjunto de piedras pequeñas, cuyo tamaño oscila entre 2 y 64 milímetros. Esta piedra puede ser producida por el ser humano, y se transforma en partida o tamizada, al igual que, también pueden formarse naturalmente, debido al desgaste natural que se produce por el movimiento en los lechos de ríos o conjuntos de rocas. Además puedes ver las Diferencias entre Ripio y Gravilla.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *