Jardines hechos con gravilla roja una decoración muy en tendencia en exteriores

Al remodelar un jardín muchas son las técnicas de decoración que se pueden utilizar como son céspedes más largos, plantas exóticas, piedras o fuentes; de esta manera el espacio escogido puede  combinarse con diferentes colores y texturas que le darán una mejor visibilidad por lo que el uso de piedras y gravillas se ha convertido en tendencia para la remodelación de exteriores.

Se llama gravilla al conjunto de piedras pequeñas, cuyo tamaño oscila entre 2 y 64 milímetros. Esta piedra puede ser producida por el ser humano, y se transforma en partida o tamizada, al igual que, también pueden formarse naturalmente, debido al desgaste natural que se produce por el movimiento en los lechos de ríos o conjuntos de rocas.

Este material se origina por la fragmentación de las distintas rocas de la corteza terrestre, ya sea en forma natural o artificial.

El material granulado es utilizado como árido natural, materia prima para la construcción. La grava procedente del machaqueo y de la erosión hídrica se caracteriza por la estabilidad química y resistencia mecánica. Se emplea principalmente como agregado grueso del hormigón o concreto.

Existen una gran variedad de gravillas, estas pueden ser de ornato, construcción, pedernal, fundición y calcedonia.

Estas pueden ser utilizadas para la decoración del jardín, viveros, textura del jardín, para formar senderos y reemplazar al césped por gravilla.

La gravilla volcánica roja para jardines, es un material muy poroso y ligero por lo que mantiene mucho la humedad de la tierra, es de color  vivo y es ideal para la decoración de jardines, senderos, plantaciones de árboles, incluso decoraciones de interior.

La gravilla puede formar una superficie amplia y decorativa en el jardín, lo que suele ser una opción más económica de mantener que un césped.

La venta de estas piedras pueden ser por metros cúbicos por lo que se debe medir los espacios correctos para evitar que falte, si esto sucede, es mejor rellenar el espacio con tierra.

Actualmente se utilizan para la decoración de exteriores, como lo es el jardín, aplicando las técnicas del paisajismo.

El paisajismo es la actividad que tiene como objetivo la modificación de las características visibles, físicas y anímicas de un espacio exterior, tanto rural como urbano, en la que se incluyen elementos como la flora y hasta la fauna, usando herramientas como la jardinería.

El término paisaje deriva etimológicamente del francés pays (país), que refiere a una región, y del sufijo “aje” que le confiere acción al término. Por lo que Paisajismo refiere a la acción de hacer País, al sentido de pertenencia, a la identidad de los habitantes conferido por su entorno.

Actualmente, el paisajismo se considera tanto como un arte, así como una ciencia y requiere de habilidades como la observación y la sensibilidad artística para el diseño, así como se planificado, creativo, organizado y tener mucha imaginación.

El paisaje forma parte de nuestra historia y de nuestra cultura, ya sea por controlar la contaminación, como efecto desestresante en contraste con las grises y aceleradas urbes, como recreación, o bien para tratar de conservar la belleza y la diversidad existentes.

El diseño del jardín depende finalmente del estado de ánimo que le gustaría mostrar.